Santiago Del Estero ´08 – Amargo Serrano Termas

Por Miguel Ángel Sánchez

Santiago del Estero recuperó la plaza para el TC. En los 80s habían presentado en La Banda, un circuito veloz y extenso, que era ideal para las condiciones de entonces de la categoría.

Ahora en Termas de Río Hondo, un lugar donde quiero ir, sabiendo que aún quedan dorados de 20 kilos esperando en el Lago, presentaron un circuito ancho, veloz y con muchos lugares de sobrepaso, otra vez ideal para las condiciones actuales de la categoría.

Asistimos a otra gran demostración de nuestros pilotos del TC Pista. Saturni demostró que lo de 9 de Julio no fue casualidad y volvió al podio, y Galarza dejó atrás varias malas seguidas para ser segundo del nuevo “nene de papá” de turno en la categoría. Además Litwiñiuk sigue creciendo y se metió entre los 10. Trebbiani 12 y Bessone 13 arrimaron sin perder de vista el objetivo del ascenso.

Seguimos creciendo, de a poco. Nos falta arrimar mejor en las series para que los Dodge ganen más carreras. Viene un circuito para pilotos experimentados. ¿será el turno de Iván el camionero?.

Para el TC, desde el viernes, venía pensando un título para la nota. Se cayeron todos. Castellano era el mejor el viernes a la mañana, pero a la tarde giraba en el mismo tiempo y quedaba 15°. Dandlen sorprendía metiéndose entre los 20 y Angelini venía más retrasado de lo esperado. El resto, penando con un reglamento que todavía no ayuda. El sábado no pudo mejorar el Pinchito, pero sí los otros dos Dodge de punta en esta carrera.

Las series confirmaron el gran momento de Dandlen que fue sexto y nos justificó el madrugón en la primera, donde Angelini se metió con lo justo en la final al llegar 13°. En la segunda llegaron todos juntos pues entró el pace car. Flaqué nos sorprendió gratamente siendo séptimo. Bessone fue décimo y el Tano Salerno, tocado por Giannini originalmente fue 15° a casi una vuelta de distancia, pero al sancionarse al anterior, se ganó un lugar en la final.

En la tercera el Pinchito venía pasando autos cuando un despiste lo mandó al fondo, incluso detrás de Pacho, lo cual me hizo temer por su integridad. Pero se recuperó, aprovechó un entrevero, y se metió 9°. Detrás suyo llegó Catalán Magni, y 15° y quedando afuera, el luchador René Zanatta.

La final mostró la mejor carrera de la temporada. El circuito, tanto por dibujo como por diseño, ayuda mucho. El marco de público, altamente merecido, y para ellos el espectáculo que se vio. Lamentablemente, nos invitaron, pero no pudimos ponernos las mejores galas. Llegamos tarde, y nos fuimos temprano tal vez. Y por eso el título. Bebida rica, pero con gustito amargo ¿vio?

Nuestros ojos se fueron con el auto naranja que desde la fila 13 de la final, llegó a estar octavo. Pero pagó caro el impulso por avanzar rápido en un autódromo difícil y se fue desgastando. Cuando comenzó a perder rendimiento, Mariano Werner en un exceso de ímpetu lo sacudió, lo mismo que a Ramos. De nuevo a trepar hasta un puesto 19 que no dice nada pero tiene mucho de premio para un auto que va muy bien y que, si tuviera suerte, debería estar entre los 7 u 8 primeros en cada final. Como prueba, queda su record para la carrera en la vuelta 7.

¿Qué más decir de la mejor actuación de Pedro Dandlen?. Ídolo de la hinchada a partir del lugar que representa, reivindicó su idolatría en el TCP, pero tuvo todas las desgracias de su lado desde aquel nefasto incidente de Comodoro Rivadavia el año pasado, al cual todos recordamos. Tardó en recuperarse, y la ligó varias veces más. Con el auto a nuevo y un buen trabajo de Di Meglio en el chasis que no se olvidó lo que sabe, y una nueva motorización, los resultados llegaron. Ojalá se mantengan, porque no es casual que la mayoría de los autos anden bien en la primera carrera tras un cambio de motorista para luego caerse…

El Tati Angelini es el limosnero de la marca. Pero a este ritmo, juntando los centavos, se va a hacer la casita con esta metodología. El tipo todavía no tiene el mejor auto de la marca. Pero corre sin impulsos, y tratando de no entreverarse en líos. Sigue corriendo a espaldas de Castellano. En cuanto a rendimiento del auto y en cuanto a prensa y atención de la hinchada tal vez. Se nota que a su auto le falta chasis respecto al más moderno de Jonatan. Pero mientras la atención se la suele llevar el Pinchito, despacio, el tipo sigue sumando sus puntitos y aprovechando para meterse entre los 20 del ranking (comparte el puesto 18) y en el corazón de la hinchada.

Tito Bessone hizo lo que pudo con un auto reacio, al que le gusta jugar a las escondidas. Fue 25 a una vuelta y penando en un circuito que parecía hecho a su medida. Seguramente tendrá revancha en Paraná que es otro escenario que le cae muy bien.

Flaqué, Catalán Magni y Salerno, no tuvieron esta vez la suerte de llegar al final, pero se les reconoce el esfuerzo.

Viene fulera la mano en este 2008. Si bien el reglamento no ayuda, como diría un conocido personaje futbolero… “no ligamos”. Pero viene Paraná, y haciendo memoria encuentro que en TCP Castellano ganó y en TC hizo podio. Que Angelini es como que será local (lo mismo Saturni en TCP), que Bessone hizo una de sus mejores carreras, que también otros pilotos ganaron cuando corrían para la marca, y ¿por qué no podría ganar un Dodge esta vez?