Balcarce ´08 – Dando lucha, donde nadie lo esperaba

Por Carlos Alberto Asensio

Tras la clasificación del día viernes, me quedo una sensación extraña. Si bien habíamos quedado a casi 7 décimas de la punta, habíamos metido 3 chanchas en los primeros 12 lugares de la tabla, 9º el Pincho Jr, 10º el Gran Tito y 12º la “realidad” (ninguna promesa) del Tati.

Todos sabemos que este circuito es fija para los “supositorios azules”… pero al ver como se perfilaban nuestros abanderados algo de fe me daba para el domingo.

El dia sábado la lluvia nos dio una manito y dejo que Castellano avanzara 2 puestos en la clasifica y pusiera al mejor Dodge 7º a menos de 5 décimas del “1 en los papeles” que resulto ser Ponce. También le dio una mano al Pingüino que tras no poder clasificar el viernes por una salida de pista, al menos pudo meterse en el temido pelotón del medio.

Las series del domingo dejaron ver que Jonatan tenia buen medio mecánico, ya que no perdió ritmo en la clasificatoria para largar la final.

Por hechos conocidos por todos, tras la sanción a Ortelli, metimos el 2-3 en la 1º serie.

Un Castellano-Bessone que hacia latir fuerte el corazón, dejando entrever que podíamos pelear la punta de la final.

En la segunda serie, solo hubo 2 Dodges que cumplieron con lo debido, llegar para poder largar la final.

En la 3º y última clasificatoria del domingo, el Tati dio muestras de alta calidad conductiva, disputando el puesto con P. Di Palma y mostrando lo que aclare al principio de esta nota: el Tati no es ninguna promesa, es una realidad.

Ya en la final, se marco lo que la lógica indicaba, la supremacía de los for.. en este circuito es innegable, pero oh casualidad, en el 4º lugar y al ritmo de la punta ( y en mas de una ocasión mas rápido que Ponce) venia el Zorrito de Lobería, que vuelta tras vuelta demostraba que calidad de auto le dio el Pincho y a su vez demostró que también heredo algo de sus “muñecas”.

Realmente el 4º puesto final de Jonatan Castellano, fue tan bueno como si hubiese salido 2º o 3º, realmente me alegro por el, por su equipo y por su familia como así también debemos darle las gracias por haberse quedado en la marca y defenderla en busca de achicar lo mas posible el numero para el 2009.

Una pena lo de Tito, que venia bien y luego de una apretada en la chicana, la chancha mostró señas de haber quedado herida y tuvo que desertar de la final sin poder ver la bandera a cuadros.

Algo también bueno a destacar: solo 8 Dodges se hicieron presentes en La Barrosa y todas ellas estuvieron en condiciones de largar la final. Parece una pavada, pero muchas veces algunas quedaba fuera, o bien por el maldito 103% o por algún problema mecánico o accidente.

 

Pasando al TC Pista, en la clasifica del viernes, tuvimos a 4 Dodges en los primeros 11 lugares de la tabla: 3º Larrauri, 4º Galarza, 7º Girolami y 11º Bessone (h).

Y pudo haber otro mas, ya que lo excluyeron a Trebbiani por una supuesta actitud antideportiva (al menos ese fue el hecho citado por la ACTC…)

El dia sábado, si bien no se mejoro el tiempo de la pole, si lo hicieron los de atrás, quedando 4º Trebbiani, 8º Larrauri 9º entre los primeros 10.

En la primera serie del TCP Ernestito tuvo una excelente actuación llegando 4º y dejaba abierta la puerta de la esperanza para la final del domingo.

En la 2º serie el mejor Dodge también fue 4º (Trebbiani) lo que también dejaba una buena alternativa para poder pelear por los puestos de avanzada en la exigencia final.

Ya en el dia domingo, Ernestito mostró que tenia un muy buen auto como así también que cualidades no le faltan. Llegando en 5º posición fue el mejor de la pentaestrella.

Además de él, en los primeros 11 lugares de la final entraron Larrauri (8º), Loyarte (10º) y Trucco (11º), este ultimo realizando una muy buena remontada.

 

Como resultado final, debo admitir que luego de esta carrera, ha vuelto la esperanza de ver al Dodge en lo más alto del podio (y en más de una oportunidad en ambas categorías).

La próxima exigencia es el circuito 12 del Gálvez… no quiero tirar pronósticos… cada uno tiene los suyos y seguramente no será muy diferente a mi pálpito.