Balcarce ´08 – Está madurando La Naranja

Por Osvaldo Cardozo

Pensar que en los ‘80, el diario Clarín apenas le dedicaba al TC media página (la otra mitad aún la utiliza para hacer publicidad).
El fútbol (de primera A) y el tenis siempre gozaron de sus privilegios.
En la medida que se fue ganando el espacio, se dieron cuenta de la cantidad de gente que movía y por lo tanto la posibilidad de incorporarlo como negocio.
Vean si el negocio es grande que, emisoras tradicionales del fútbol de ascenso como Radio Rivadavia, hoy transmite en directo las clasificaciones.
Puede el automovilismo ganarle al fútbol????, desde el corazón del fierrero podría decir que si, pero el fútbol sigue siendo una pasión que supera.
Entonces????, para el ascenso solo aparecían publicidades de empresas menores, comparadas con las que se fueron sumando al automovilismo, primero, en los autos, después en la estática, esa que no nos deja mirar una carrera como corresponde en un autódromo plano, porque en cada curva arman una empalizada que no te deja ver de tantos carteles.
Ahora llegaron a las radios y como no les alcanza con los domingos a la mañana tomaron los sábados por la tarde, los fierreros agradecidos, los del ascenso a las chispas, pero son las reglas que rigen la publicidad.
Hay que tener mucho cuidado con lo que se lee y escucha, los intereses de los medios provocaran mucho material tratando de arriar agua para sus molinos
Toda esta revolución publicitaria, aleja un poco mas al TC de sus genuinos dueños, los hinchas y acerca a empresarios que meten presión.
Las avivadas en el automovilismo son tan viejas como el automovilismo en sí, y los preparadores, primero, luego los chasistas y ahora los directores de equipos son abogados que estudian el resquicio de la ley para sacar provecho de la situación.
Lo aprovechó Ledesma y su gente, primeramente para cambiar una goma herida en la clasificación, pero también jugando con la penalización, para ir a una serie donde la temperatura, la pista estén cerca de lo ideal y para no encontrarse con Matías Rossi.
El año pasado el marplatense fue campeón sin oponente en el TC, la diferencia fue tal, que cuando Rossi encontró el auto la distancia era indescontable, sin embargo en el TC 2000 a pesar de convivir en un mismo techo, dormían en camas separadas, apareció Renault y allá partió del dueño del Nº1, que no fue precisamente Ledesma, roces, salidas elegantes y perfil bajo del Granadero, evitaron una disputa mediática, pero otro año de convivencia no iba a ser posible.
Los empresarios meten presión o otros funcionan como fusíbles. Se larga la primera serie y Ortelli toca la trasera Pacho, final para el de Salto… y a los saltos y por los boxes se paseaba muy enojado.
Desde mi opinión (no soy piloto, pero en la CAF tampoco lo son y sin embargo deciden), Ortelli llega desacomodado, pisa la tierra, se sube al pianito y pasado, al igual que Pacho, éste se cierra para buscar la trayectoria y se encuentra con el leve, pero determinante toque.
Ortelli sigue, aún hoy diciendo que Pacho se cerró, pero iba adelante y debía respetarle la trayectoria.
Cuesta ver al de Salto cometer un error, pero más, no reconocerlo, si por un momento nos imaginamos las posiciones invertidas, Ortelli adelante y Pacho detrás, habríamos gritado al unísono: “y bueno …..es Pacho”.
Brilla la Naranja con Pinchito, sin entrar en cosas raras como el Chivo de Rossi que no puede frenar en las cabeceras, se va pasando de largo y Pinchito se afirma para terminar segundo y alegrar a los hinchas que se fueron hasta La Barrosa, el Gran Tito con un auto “largo” de relación terminaba e ilusionaba, la primera serie era prometedora.
La Segunda dejaba a Catalán 10º y René 12º.
La Tercera mostraba a Angelini en franca lucha con Savino, por la tercera posición, al salir de una de las cabeceras el auto se espantó, apuntó para las sierras, para el precipicio y solo faltó ponerse en dos patas como los caballos, pero el Tati sujetó bien las riendas y aún perdiendo el puesto consiguió seguir en ritmo, tal es así que pasó a Savino y sobre el final terminó mordiéndole el rabo al Toro de Patricio Di Palma, el Tano termina 12º.
Para ésta hora, los boxes eran un hervidero de noticias y “pescado podrido” (éste termino se utiliza en la jerga periodística cuando se tiran noticias sin fundamentos), que Kislling se va, que se queda, que se fue para no alterar al equipo, cansaban….todo ésto por el tema Ortelli que no es mas que una excusa para enfrentarse el JP y el HAZ.
El TCP, llegaba con su final y una impecable labor de Ernestito Bessone, uuuy Dios, se sacan chispas!! (pero de las buenas) los Bessone éste año, Juan Pablo, Ernestito, Papá Tito, cada uno quiere mejorar, Ernestito, mas asentado, en un circuito donde el desgaste puede provocar mas de un problema con tanta ansiedad por andar adelante, sino hay que mirar esa porquería de chicana, se transformó de buenas a primeras en un estacionamiento y como si fuera poco ocuparon la recta principal, una vergüenza.
Muy buen final y gran reconocimiento para el “Lio” Larrauri, por fin llegó y sobrevivió a esos toque que lo retrasaban al comienzo de cualquier final, Loyarte y Trucco 10º y 11º, Paparella no llegó pero tuvo un buen comienzo y Trebbiani esperando que le cambie la suerte.
A la hora de la final Pinchito y Tito se presentaban como los mas firmes defensores, Pinchito no quiso porfiar con su compañero de fila, el Pato Silva y se dedicó a girar detrás de él, Tito luego de sus habituales par de vueltas para calentar todo, se enfrascaba en lucha con el veloz Ugalde, uno de los pilotos que mas vueltas debe tener en éste trazado, ya que lo conoce desde los zonales.
Una porfiada, cuando Tito había salido mejor de la última curva y llegaba por afuera a la chicana hizo que los autos se rozaran y la Dodge perdió la toma, mas alguna manguera que se rompió, unos metros mas adelante se quedaría, pero el auto ya muestra su poderío.
Allá se fueron paseando Ponce y Silva, mientras que Pinchito con trabajo aplomado contenía “legalmente”, sin maniobras que dieran margen a la polémica, La Naranja doblaba muy bien y aceleraba lo suficiente, las dos cosas servían para neutralizar cualquier embestida.
Era de esperar el desgaste de tanto trabajo y no sorprendió ver al Gurí entrar por el único hueco disponible, Pinchito dejó pasar y se dedicó a girar hasta el final.
A lo lejos terminó René Zanatta (21º) pero llegó y es muy importante, (apenas dos puestos detrás de Ciantini) (22º) Angelini, después de pasar por boxes por un toque con el “desenfrenado” Rossi, El Tano 28º a una vuelta y Catalán, a pesar de entrar en boxes y no terminar, cuando le sacaron una vuelta, se mantuvo casi en el ritmo de los punteros, por lo que debe haber sacado valiosas conclusiones.
Miraba la clasificación final sobre 42 autos que largaron, en el puesto 42 Matias Rossi y en el 41º Norberto Fontana, sin palabras.
Madurar, la palabra que mas me sonó éste fin de semana….Madura Ernestito con su trabajo en el TCP, Madura Angelini, que a pesar de esperar nuevo auto, tiene muy buenos y prometedores parciales….Madura Pinchito, aplomado y peleando de igual a igual en un terreno poco propicio para la chancha, fue capaz de mejorar su tiempo cuando el Sábado todos estaban trabajando para el Domingo, todos descontamos los dias para el Galvez, tenemos la sensación de que algo bueno puede pasar…sobre todo, porque ..está madurando la Naranja…..